Somos una Agrupación de Trabajadores, Independiente
aitb_agrupacion@hotmail.es
Conectar

Fotografías
  • contra la violencia de género
  • Reunión Ejecutiva aitb

Oficinas de aitb
Ofi. Mollet (Barcelona) ,93 277 89 05
Ofi Santander Tel 942036 711
Destacados
Destacados
Destacados


Incertidumbre y excesiva presión en el trabajo
En nuestra sociedad, concretamente en la sociedad a la que pertenece la clase trabajadora española, se ha instalado el factor miedo; el miedo a casi todo.
Los que más sufren la presión que significa tener miedo son las trabajadoras y los trabajadores, unos más que otros, pero todos tienen ese temor constante, a veces tan acusado que podría considerarse pánico. Pánico a perder el empleo.
Concretamente, en las empresas medianas y pequeñas es donde más se percibe ese sentimiento malvado, por supuesto, también en las empresas grandes que cuentan con varios centros de trabajo, en cada uno de esos centros existe ese temor, lo que indica que en muchas ocasiones no es la política de la empresa, si no que, es la practica autoritaria y desproporcionada de los responsables de departamentos o centros de trabajo. Generalmente son personas cuya formación académica claramente no es la que correspondería al puesto que ocupan o es muy mejorable. Aunque no sucede en la totalidad de las empresas, predomina un criterio por el cual, los directivos, jefes y con más énfasis los mandos intermedios, creen que infundiendo miedo a los trabajadores estos rendirán mucho más o simplemente más, y eso es un grave error a mi juicio. Yo creo que el resultado es todo lo contrario.
Las personas que tienen miedo a que sus jefes se dirijan a ellos, es por que lo primero que esperan son las amenazas, sutiles, pero amenazas de estos, amenazas que en numerosas ocasiones vienen disfrazadas de avisos con apariencia amistosa, como por ejemplo, “ves con cuidado porque si sigues así me obligaran a decirte que no tienes futuro en esta empresa, y eso no me gustaría tener que hacerlo” “por tu bien te digo que tu rendimiento no es el que esperan los manda más de ti, y eso no te favorece” “si no haces las cosas mejor puedes ir buscando trabajo en otra parte” y por supuesto el gran clásico, “Qué necesidad tienes de juntarte con esos (en clara referencia a los sindicatos) si eso puede traerte solo que problemas”. En las amenazas colectivas, que llegan a los trabajadores a través de sus jefes directos no es inhabitual, en algunos casos, la colaboración de sus propios representantes sindicales, naturalmente estos últimos, utilizados por las direcciones de las empresas, les hacen el trabajo y actúan de “corre ve y dile”.
No es inusual que algunos representantes de los trabajadores que se encuadran, generalmente, en los grandes sindicatos, sean los transmisores de informaciones interesadas para la empresa como son, “las cosas no van bien en la empresa, los resultados no salen y si no ponemos todos más empeño, mas dedicación, mejoramos los costes salariales…etc., a la empresa no le quedara más remedio que aligerar la carga de personal”. Tal barbaridad muestra la capacidad que tienen algunas personas para minar los ánimos de las trabajadoras y los trabajadores, que quieran defender sus derechos y su propia dignidad, al margen de esos grandes sindicatos. Naturalmente esas practicas, habitualmente, están sincronizadas con jefes y mandos de los centros de trabajo.
Cuando a los trabajadores se les infunde miedo a perder el empleo o ver reducidos sus ingresos, la reacción emocional de estos es retroceder mentalmente en su interior, auto intimidarse y acrecentar su inseguridad en todo aquello que hacen, es decir, pierden la confianza en ellos mismos, incluso se cuestionan aquello que hacían bien o muy bien. El miedo a perder el empleo les hace dudar de todo lo que se relaciona con su trabajo, cuestión esta que sin duda les hace bajar, no solo su rendimiento, sino también su efectividad y calidad del trabajo que desarrollan.
Nunca, la eficacia en el cumplimiento de las responsabilidades que tenemos asignadas, en cualquier ámbito de la vida, puede estar marcada o condicionada por el miedo a hacerlo mal, eso nos limita la iniciativa, las decisiones adecuadas y el ingenio, porque siempre estaremos más pendientes de lo que nos puede pasar si nos equivocarnos, que de hacerlo bien o mal.
Asumir que debemos cumplir nuestra responsabilidad sin la presión y trabajar como sabemos hacerlo es una gran ventaja personal y profesional, en caso contrario, el talento se bloquea, se auto limita o se va, por eso los que defienden su derecho a ejercer su trabajo sin presiones y sin constante miedo a perderlo, cuando pueden se van, de ahí que la fuga de talentos en España cada día que pasa es más numerosa.
Las trabajadoras y los trabajadores nos sentimos intimidados en esos ambientes laborales y los más grave es que, en numerosos casos, eso problemas nos acompañan siempre allí donde estemos, más pronto que tarde brota en nosotros ese miedo, en parte o todo. Nadie sabe cuánto tiempo va a trabajar como tampoco nadie sabe cuánto tiempo va a vivir, pero lo que sí sabemos es que las dos cosas se acaban antes o después, entonces, si nuestra decisión es llevar una vida más o menos estable, ordenada y digna, y ese criterio lo defendemos todos los días explícitamente, ¿porque no defendemos lo mismo en el ámbito laboral, que es en definitiva la base, el pilar en el que debemos sostener la continuidad de nuestra calidad de vida

»» AFILIATE ««
Acceso Afiliados:
Usuario:
Password:
Solicita tu Password
Noticias
(ver todo)
• La justicia europea obliga a España a equiparar la indemnización de fijos y temporales
• El Supremo avala el ajuste de Panrico y despeja su venta a Bimbo
• El Donuts, en peligro de extinción
Jovenes
Lo que hay que ver...
(ver todo)
• La comisión Ejecutiva Nacional de aitb
• Contacta con la Comision Ejecutiva Nacional
Visita nuestros vídeos